miércoles, 23 de diciembre de 2009

Notas de Ashley Cullen "Eternidad"

Hoy os dejo las últimas notas de "Eternidad".
El miércoles 30 comenzaré con las notas del libro " Tras la sombra de la Eternidad", lo mas seguro que añada otro miércoles mas, ya os avisaré, espero que os guste.
Besos.

Notas: Ashley Cullen.

* Por fin a solas con mi gran amor, refugiados en nuestro paraíso privado, después de pasar horas y horas con las chicas Cullen, organizando mi boda. Enredada entre los brazos de mi salvador viendo la puesta de sol comencé a preguntarle todas las dudas que me habían surgido tras conocer que ese ser tan hermoso me amaba y que por fuerza mayor no logré tener la oportunidad de hacérselas.

- Mi vida ¿Qué es lo que se te está pasando ahora por la mente? Te veo muy concentrada en tus pensamientos.- dijo mi amado acariciándome la mejilla, provocando que mi cuerpo temblara de deseo.
- ¿Por qué fuiste tú quien desde un principio me protegiste y decidiste pasar todo el tiempo a mi lado?- le pregunté mirándole a los ojos con ternura, colocando mis brazos alrededor de su cuello.

Emmett me dedicó una sonrisa provocadora y cambió de postura colocando su mano derecha dentro de mi suéter regalándome caricias por la espalda.

- Aquel día que caíste entre mis brazos en el bosque llena de pánico y de sangre… fue en ese mismo momento cuando tu olor traspasó mi garganta…en ese mismo instante descubrí que tú eras especial para mí, en ese momento me convertí en tu salvador y algo en mi corazón me dijo que estaríamos juntos para siempre. Sintiendo la necesidad de protegerte.- me regaló su mejor beso provocando que mi corazón dejara de latir unos segundos.
- Y en los momentos que yo estaba dormida y tu vigilabas la casa con alguno de tus hermanos ¿en qué pensabas o que hacías?- volvió a reírse con suavidad, una risa provocada por mi curiosidad.
- Pensaba en como deseaba poder abrazarte, besarte y acariciar tu piel sin tener que controlar la sed que me provocaba tu sangre… agradezco a Edward que me ayudara con eso… me sentía feliz viendo como dormías con esa carita de ángel que dios te ha dado.-Me acurruqué llena de felicidad en su pecho acoplándome a él con necesidad.-Eres lo más hermoso que me ha pasado en la vida y no podía ni puedo permitir perderte.
- Por eso cuando Carlisle nos contó que podría llegar a ser un demonio al convertirme, pusiste cara de derrota.
- Si…- dijo con un gesto como recordando esa situación.- no me imaginaba una vida sin ti, en ese momento ya tenía decidido que formaras parte de mi y sin convertirte en lo que soy no estaba seguro de poder seguir a tu lado sin llegar hacerte daño… se que fui egoísta, pero era lo que sentía en ese momento.
- Yo quiero que seas egoísta, quiero estar contigo toda la eternidad.- me abracé a él con fuerza y deseo.
- Y lo estaremos amor, lo estaremos.- susurró mientras me besaba.



Notas: Ashley Cullen.

* Un momento asolas, escondidos en el ático donde ningún invitado nos podía molestar. Refugiados bajo el techo de cristal de la terraza el día de nuestra boda.

- Por fin te tengo en mis brazos.- me dijo mi amado abrazándome con suavidad y besándome por el cuello como a mí me gustaba, dejándome sin aire en los pulmones.- Estas tan hermosa que no puedo asimilar el por qué estas a mi lado, aún sin sentido por esa belleza tuya, sin razón ni pensamiento, aún sin saber por qué te amo o por qué te pienso, sé que existes y que eres mi sueño.
- Ves asimilándolo mi vida, porque nunca me voy a separar de ti.- le di un beso en los labios dulcemente.- Me tienes tan enamorada que ya no diferencio la realidad de la ficción…te necesito tanto Emmett, abrázame fuerte por favor, necesito sentir lo que es la pasión en tus brazos y la felicidad de tus labios, necesito que me mires profundamente cada segundo, para que mirándote sepa que eres mío para siempre….
- Eres tan bonita vida, cuando te he visto aparecer por la puerta del jardín he notado como tu belleza entraba en mi, dejándome una sensación agradable llena de amor y sentimiento… lo primero que he pensando ha sido ¿Dónde habrá sacado Carlisle a ese ángel tan hermoso?
- Calla que me voy a poner roja….
- Te has puesto a temblar nada mas verme y eso ha hecho que me excitara bastante, tu corazón iba tan rápido que la sangre que bombeaba hacia que mi garganta ardiera de deseo.
- Lo siento no he podido evitarlo.- le dije algo preocupada por haberle hecho daño.
- No temas, me ha gustado muchísimo esa nueva sensación, estoy deseando llevarte a nuestro viaje… para….- me susurró esto último en el oído sintiendo como su frío aliento rozaba mi cuello.
- Chicos…- nos interrumpió una vocecita diabólica.- os estamos esperando, venga ya tendréis tiempo para estar solos, la fiesta se encuentra allí abajo no aquí… vamos.

La pequeña nerviosita nos interrumpió nuestro momento de romanticismo dejando que me sintiera furiosa hacia ella, Emmett y yo nos miramos a los ojos provocando que se riera a carcajadas con la cara de furia que puse. Reneesme nos cogió de las manos y nos obligó a bajar a empujones.

- Me las pagaras Nesi.

Con una burla en su rostro me sacó la lengua sin dejar de empujarme escaleras abajo.

(Os dejo como era el traje de Ashley Cullen, es el mismo traje con el que me casé yo, es muy hermoso para mi, el mio era blanco)







Notas: Ashley Cullen.

* Una tarde que mi amado estaba de caza, antes de la gran lucha, me dirigí al despacho de Carlisle donde se encontraba trabajando en un proyecto medico, en mi mente rondaba la misma pregunta día tras días y no quería dejarla pasar, no antes de mi conversión a vampira, si todo salía bien tras el ataque de Grisko.

- Buenas tarde Carlisle ¿puedo pasar?- le pregunté muy educada.
- Pasa hija… siéntate.- me dijo con un gesto de mano para que me sentara.
- ¿Estás muy ocupado?
- Tranquila… dime ¿Qué ocurre?
- ¿Por qué decidiste ayudarme Carlisle?- le pregunté directamente sin querer entrar en otro tema de conversación.- He tenido esa curiosidad desde que decidiste ayudarme en el hospital.
- Ashley, cariño…
- Quiero la verdad por favor.- me dedicó una sonrisa que me llenó el alma de felicidad, a pesar de la pena que tenía su corazón paralizado por la situación que estábamos viviendo, a pesar de ello, Carlisle siempre te regalaba esa sonrisa que hacía sentirse bien a uno.
- No fue en el hospital cuando decidí ayudarte, fue en el bosque donde Emmett te encontró, cuando te examiné la herida, vi la marca y supe en seguida quien eras y porque te perseguían.
- ¿Sabías quien era desde un principio y no me dijiste nada? Dejaste que pasara los días creyéndome que lo estabas investigando… Carlisle ¿Por qué?
- No quería alarmaros ni a ti ni a mi familia, Ashley… en un pasado me enfrente a Grisko y a su hermano Maison, en aquella época no supe cómo se llamaba por eso cuando lo mencionaste en tu historia no lo reconocí, pero te puedo a asegurar que son la misma imagen de Gregoriska, libré una lucha contra ellos donde perdí muchos amigos…- se quedó pensativo unos segundos.- no tienen poderes… no temas, Grisko no tiene ningún poder.- me aseguró al ver mi cara de pánico.- Maison y Grisko son descendientes de esa bestia, hijos de los hijos de Gregoriska. Sus nietos directos.
- Pero tú me dijiste que fueron unos brujos quien despertaron a la bestia.
- Si, Maison manejaba muy bien la brujería y tenía amigos brujos, despertó a su abuelo pero no supo cómo controlarlo, huyó de la ciudad lejos de ese caos hasta que se enteró que Cayo , el gran Vulturis lo mató, regresando a Italia y vigilando a todos los descendientes suyos, porque sabía a la perfección que algún niño nacido con la marca sería el elegido, por eso cuando descubrió que tu poseías la marca vino en busca tuya, porque tenía seguro que a ti si te iba a controlar… por eso decidí ayudarte Ashley, no quería que una joven inofensiva niña sufriera en manos de ese ser tan…. que ahora mismo me alegro de que este muerto.- su cara se contrajo en una fuerte ira que fue disminuyendo con una risa suave y recordando algo especial.- sin dejar de mencionar que Emmett me dio bastante la vara para que te cuidara en los días que estuviste en el hospital y no sabes cómo se puso los días de sol.- me dedicó una sonrisa picarona que fue contestada con otra.- pero eso ya te lo contará él.
- Hay algo que no entiendo Carlisle, si Maison y Grisko pertenecían a la Corte del Grial y esa corte era más antigua que los Vulturis…. y Gregoriska fue después que esa corte como ellos son nietos de…- Carlisle comenzó a reírse.
- Los que sobrevivieron al ataque de ese traidor que mató a Florian continuaron con el tributo, Maison y Grisko se unieron a ellos más tarde.- debí poner cara de circunstancia debido a la risa que le entró a mi padre.
- Y… ¿Puedo hacerte otra pregunta?- le dije dudando si me la contestaría o no.
- Si, por supuesto.
- ¿Qué fue lo que hablaste con Sam, Jacob y Edward aquel día que Alice vio el primer ataque? Subiste las escaleras no muy convencido.
- Te fijas en todo, eres genial As.
- Si eso me dijo una vez Emmett, que era genial.
- No tenía muy claro a que nos enfrentábamos, como no tenía claro como ibas a acabar tu… decidí hablar con los alfas en privado porque como ya te he dicho, en un pasado libre una batalla con ellos y sabía a la fuerza como trabajaban… Ashley no se a que viene esa pregunta ahora, lo hice por tu bien como lo sigo haciendo por tu propio bien, no me hagas contarte algo que no quisiera que supieras.
- ¿Por qué? Soy bastante mayor para saber que me depara el futuro.
- El fututo ya sabes lo que te depara As… te depara una vida feliz junto a Emmett, olvida el pasado cielo, por favor.

Dejé de insistir en el tema en cuanto vi reflejado en la cara de Carlisle la angustia que le causaba contarme ese desagradable pasado. Como siempre Carlisle me apartaba del dolor que no le gustaba que sufriera. Dándole un beso en la mejilla y sin decir nada mas, salí del despacho dirigiéndome a mi habitación donde mi almohada me esperaba para ser abrazada


Safe Creative #0912225172519
Safe Creative #0912225172519