miércoles, 30 de diciembre de 2009

Notas Ashley Cullen "TRAS LA SOMBRA DE LA ETERNIDAD"

Os dejo las notas del segundo libro "Tras la sombra de la Eternidad" debido a lo extendido que lo he hecho el miércoles que viene también habrá publicaciones de mas notas.
Espero que os guste.
Besos.


Notas: Ashley Cullen.

La misma noche de mi transformación, de madrugada regresamos a casa mi amado y yo satisfechos de nuestro propio amor. Nada más cruzar el umbral me dirigí a Jasper que se encontraba con su amada viendo álbumes de fotos, cogiéndole de la mano lo conduje al sofá donde lo senté y me quedé mirándole fija a los ojos.

- ¿Ocurre algo As?- me preguntó mi hermano algo extrañado, utilizando su poder contra mí y muy tenso.
- Se que no hemos empezado con buen pie pero creo que ya es ese día en que debo saber tu pasado.- a mis espaldas escuché la risa de Emmett provocando que a Jasper también se le escapara una media luna de sus labios.
- Tienes razón…aquí tienes mi historia…nací en 1843, Houston, Texas como ya te dije en su día, en 1859 cuando tenía casi 17 años, mentí a cerca de mi edad alegando que tenía 20 y así poder aliarme a la Armada del Estado, mi sueño desde muy niño, para servir en la Guerra Civil. A poco tiempo de estar allí, gracias a mis habilidades como soldado ascendí de rango hasta convertirme en el General más joven de la Armada. Fui convertido en vampiro en 1863, por una vampira de nombre María, cuando tenía 20 años, fui convertido una noche en que mis compañeros y yo nos estábamos ocupando de refugiar a unos civiles… nos encontramos con tres chicas por el camino, muy hermosas, que resultaron ser algo diferentes a nosotros…. Mis compañeros tanto los civiles fueron asesinados por esas damas excepto yo…María reconoció mi gran rango en la Armada y ya que necesitaba a alguien con grandes conocimientos y estrategias de combate decidió perdonarme la vida, condenándome a lo que somos. Ella quería un fuerte vampiro que pudiera pelear a su lado. Cuando María descubrió mi peculiar habilidad de controlar las emociones de quien me rodeaba, me encontró aun más valioso. Una vez convertido, mi responsabilidad fue entrenar a los jóvenes vampiros y matar a los que no fueran aptos para María. Después de casi un siglo haciendo este trabajo, un viejo vampiro colega llamado Peter, me convenció para que escapara de María ya que no me sentía feliz de hacer ese trabajo. Durante un tiempo, vagué con Peter y su compañera, Charlotte, pero pronto me di cuenta de que estaba aún deprimido con tanto sacrificio humano, así que decidí irme por mi cuenta hasta que Alice me encontró. Ella vio a través de sus premoniciones que nos encontraríamos a los Cullen y que viviríamos juntos en paz, nos enamoramos y a hasta ahora… ¿Alguna pregunta As?
- Cuéntale tu debilidad….- se burló mi amado.
- Eres patético.- le contestó Jasper con una sonrisa.- Tuve serios problemas para controlar mi sed debido a mi crianza como un joven vampiro para matar. Edward me dijo una vez que toda la sangre de los humanos era mi tentación y no se equivocaba… llegué a estar cansado de ser el "eslabón más débil", pero lo superé con el tiempo.
- Gracias Jasper, necesitaba saberlo.
- Me alegra a verte resuelto tu incógnita.- me dijo aun sin quitar ese aire de alerta que tenía desde que me había despertado.- Si tienes algo más que preguntar…
- Si ¿Por qué me tienes tanta manía? Antes no eras así conmigo, cuando era humana - le dije con el tono contraído por el dolor que me causaba su actitud.
- No te tengo manía solo que… eres nueva en esto y eso te convierte en un arma muy peligrosa… los neofitos sueles tener el triple de fuerza que un vampiro adulto y si le unimos que tu eres descendiente del mismo demonio pues…- su cuerpo se tensó al ver la reacción que tuve a ese comentario, seguía sin gustarme su actitud.
- Tranquila vida, solo lo hacer por el bien de todos.- dijo mi amado cogiéndome de los hombros.- él es raro por naturaleza mi amor.- me dijo en el oído con un tono burlón y riéndose de Jasper.- Pronto se dará cuenta que eres un ángel.
- Si, pero de momento siento estar así contigo As.

Jasper se levantó del sofá y cogiendo la mano de su amada salieron al jardín, Alice me dedicó una sonrisa dulce y mi amado se sentó a mi lado acariciándome la cara.

- No estés triste vida, Jasper no te odia, con Bella también estuvo así, date cuenta que él ha vivido muchos años rodeado de neofitos y sabe a la perfección como son, no es por que seas tú.
- Ya… pero es que no me gusta su actitud.
- Se le pasara mi amor, tranquila.

Mi salvador me abrazó fuertemente y con una tierna caricia en la espalda me invitó a que subiéramos a nuestra habitación.

Notas: Ashley Cullen.

Momentos a solas con mi mejor amigo Seth en la gran fiesta organizada por mis amigos licántropos para celebrar mi renacimiento.

- ¿Cómo fue todo ese rollo de querer pasar a formar parte de nuestro mundo?- me preguntó Seth jugueteando con mis dedos.- tan pronto…
- Ya sabes, estoy loquita por Emmett y no podía aguantar más siendo una frágil humana, además de….- le dije en el oído.- siendo una humana no podía… ya sabes.- los dos nos reímos a carcajadas al saber por dónde iba la conversación.
- ¿Y cómo fue la cosa? Digo… ¿si dolió o algo así?
- Un poquito pero pasó en seguida… ya ves, ahora soy fuerte y muy rápida… ya no me tendrás que llevar en tu lomo nunca más.- nos volvimos a reír a carcajadas recordando esos días en que Reneesme nos llevaba locos a todos.
- Que momentos tan fantásticos vividos… se que tu lo pasaste mal porque no tenías a Emmett al lado pero reconoce que lo pasamos genial.
- Si, sobre todo ese día que fuimos al Zoo, cuando pasamos por la jaula de las lobas…- comencé a reírme de nuevo fuertemente.- te seguían tras el espejo y aullaban como locas.
- No me lo recuerdes, que vergüenza, estaban todas en celo…
- Si chaval fue súper cómico.- nos interrumpió Kankana dándole un golpe en la espalda y sentándose a mi lado.- no lo olvidaré jamás.
- El que no lo olvidará es él, que estuvisteis días tras días metiéndose con el pobre.- le dije sin parar de reír.
- Dejar ya el tema vale, no tengo la culpa de ser tan irresistible.- chuleó tocándose el pecho con las dos manos.- te acuerdas As cuando nos echaron del cine.
- No había pasado tanta vergüenza en mi vida, quería morirme.
- Esa historia no la sé—se quejó Kankana exigiendo saberla.
- Fuimos a ver una película de miedo y a mitad de película salieron unos lobos horribles y a Seth y a Jacob les entraron la risa, pero esa risa que…
- Esa risa que no puedes parar.- añadió Seth recordando la situación.
- Imagínate, toda la sala acojonados de miedo y estos riéndose a carcajada limpia, el acomodador nos echó de la sala amenazándonos que no volviéramos por allí más.
- Nos llamó gamberros, perturbadores de la paz, sinvergüenza…
- Todo lo que en ese momento le vino a la cabeza al pobre hombre, pero estos sin dejar de reírse… fue bochornoso.
- O ese día que fuimos de acampada a la nieve ¿recuerdas?- comentó Kankana muy divertido.
- Me reír lo que nunca me había reído, fue espectacular lo que montasteis con el pobre Paul, fue muy divertido.
- Yo me lo perdí, que rabia.- se molestó Seth ya que ese día no pudo asistir porque su novia estaba enferma.
- Pues menos mal que no viniste, Paul se cabreó muchísimo con todos, no veas cómo se puso, por casi me ataca a mí también…
- ¿Qué estás diciendo?- preguntó Emmett algo tenso al escuchar ese comentario tras mis espaldas.
- No pasó nada Emmett.- le tranquilizó Kankana pero sin lograrlo.
- ¿Qué fue lo que pasó?- exigió saber Emmett con no muy buena cara, cogiéndome de la mano.
- Paul se encontraba dentro de su tienda durmiendo… yo estaba con él y Reneesme me despertó…
- ¿Tú estabas con él?- Dijo casi sin voz, notando como los celos le recorrían el cuerpo.
- Si cariño con él y con su novia….- que celoso se ponía de vez en cuando.- Reneesme me despertó y cuando salí de la tienda esta gente comenzó a enterrarlo en nieve, no veas como salió de la tienda todo enfurecido entrando en fase como nunca lo había hecho fue muy divertido hasta que se cabreó al ver que nos estábamos riendo y empezó a pelearse con todos…. Yo estaba...- le interrumpí a mi amado cuando quiso saber.- con Reneesme cuando se echó encima de nosotras sin pensar que éramos nosotras pero cuando se dio cuanta retrocedió… no pasó nada.
- Deberíamos seguir con la fiesta, Embry quiere entregarte algo.- me susurró Emmett no gustándole la historia.

Dándole un beso en los labios me levanté y estirándole del brazo para que me acompañara fuimos al lugar donde se encontraba Embry con algunos miembros de la manada.


Notas: Ashley Cullen.

Unas horas antes de nuestro vuelo dirigido al segundo viaje de novios, Carlisle irrumpió en mi habitación con mucha amabilidad haciendo que dejara por un instante la organización de mis maletas.

- ¿Podemos hablar un momento As?- me preguntó cerrando la puerta a su paso.
- Por supuesto Carlisle, pasa toma asiento… por donde puedas.- le dije riéndome al ver que mi cama estaba llena de ropa.
- Tranquila estoy bien de pie.- me contestó también riéndose.- si no es mucha molestia me gustaría saber que fue lo que sentiste mientras la ponzoña recorría tu cuerpo… que sentías en el transcurso de tu transformación.
- ¿Por qué quieres saber eso?- le pregunté extrañada.
- Es simple investigación, quiero saber cómo te ha afectado a ti, ya sabes, eres especial. Estuviste tan solo dos días, cuando el proceso completo se hace en tres.

Después de ver la cara de mi padre con ese gesto de curiosidad y a la vez de autoridad, me senté en la cama sin importarme la ropa que estaba arrugando y me puse a pensar en aquel día, lo recordaba borroso pero me acordaba de todo.

- Lo primero que sentí cuando Emmett me mordió…fue una extraña sensación de dolor… fue algo… como cuando te inyectan la vacuna que notas el liquido entrar, igual… después noté como la vista se me nublaba y mi cuerpo se trasladaba a un mundo irreal… recuerdo que crucé un túnel oscuro donde le aire era bastante caluroso y angosto….
- Mientras cruzabas ese túnel ¿sentías dolor?
- No, no sentía nada solo me sentía extraña y con calor… cuando llegué al final del túnel vi a Emmett tumbado en un prado de flores y…- se me escapó una risita tonta al recordarlo tan perfecto llamándome con la mano.- seguía haciendo mucho calor, me ahogaba….- miré a Carlisle por unos segundos y su rostro no había abandonado en ningún momento el pose de curiosidad.- me tumbé junto a Emmett….y cuando lo toqué su piel me quemaba…. Tras darme un beso me trasladé a un lugar….donde solo el fuego estaba presente…- bajé la cabeza recordando esa parte que no me gustó en absoluto, Carlisle se arrodilló enfrente de mí y me cogió las manos.- allí comencé a sentir como el fuego penetraba bajo mi piel haciendo que me quemara por dentro… supliqué a esa persona que me ayudara pero no lo hizo, se quedó observándome tras la sombra con una sonrisa de oreja a oreja.
- ¿Quién era esa persona?- preguntó mi padre levantándome el mentó para que lo mirara.
- No lo sé, no se dejó ver, su silueta era grande, al principio pensé que era Emmett pero cuando vi que no me ayudaba pensé que mi amado no podía ser… el jamás me dejaría sufrir así, cuando el fuego desistió en quemarme me desperté y es cuando os vi…. Fue así como viví la transformación.
- Ese ser que viste podía ser…. tu antepasado As, déjame que lo investigue y….
- Carlisle…- le cogí del brazo cuando se disponía a levantarse.- déjalo...desde que he llegado a esta familia has estado pendiente de mi todo el tiempo…. quiero que lo dejes ya, y que pases más tiempo con tu esposa y con tu familia, yo no quiero que estés todo el tiempo con esto.
- Ashley, en ningún momento he dejado de lado a mi esposa ni a mi familia, no tienes por qué preocuparte de eso, lo hago porque me interesa estar informado. Estate tranquila hija.- me dijo con una sonrisa y acariciándome la mejilla.
- Gracias por todo lo que has hecho por mi… por ayudarme, por pasarte horas y horas investigándolo todo para que no me pasara nada peligroso, gracias por todos los momentos que has pasado a mi lado, por todas las salidas que has tenido que efectuar para saber más de Gregoriska… gracias por poner en peligro a tu familia y a ti por salvar mi vida, gracias papa, no sé como podré agradecerte todo lo que has hecho y estás haciendo por mí.
- No me tienes que agradecer nada cariño, lo he hecho porque te quiero y lo volvería hacer sin dudarlo un segundo.
- Tú y Esme habéis sido unos padres fantásticos que no cambiaría por nada del mundo… gracias…. Te quiero papa.- me abracé a él llena de emoción.
- Yo también te quiero mi niña.

Safe Creative #0912295220004
Safe Creative #0912295220004